Pie Valgo Infantil: ¿Qué es y cuáles son sus consecuencias?



Pie Valgo Infantil: ¿Qué es y cuáles son sus consecuencias?



Aunque muchas veces no se les da la importancia adecuada, los pies son una parte fundamental de nuestro cuerpo, ya que son los encargados de soportar el peso mientras estamos de pie o caminamos. 


Si los pies no se desarrollan adecuadamente durante el periodo embrionario de una persona o no se adoptan las posturas adecuadas al aprender a caminar durante la infancia, esto puede consecuencias importantes en el desarrollo posterior del niño.

Algunas anomalías son más comunes que otras, sin embargo, todas deben ser estudiadas y tratadas apropiadamente desde que el niño comienza a caminar y sus padres o pediatra detectan algún problema.

¿Qué son los pies valgos?

El pie valgo se puede definir como una deformidad congénita en la cual los talones del niño se dirigen hacia afuera y las puntas de los pies hacia adentro, llegando en muchos casos incluso a tocarse.
Aunque no es una deformidad grave ni significa un problema alarmante del estado de salud del niño, debe ser estudiado y corregido para evitar futuras complicaciones como ya se mencionó anteriormente.


¿Por qué se produce el pie valgo?

El pie valgo se debe a un exceso de elasticidad en los músculos, tendones y ligamentos del niño. Cuando los músculos y ligamentos de los pies se estiran más de lo habitual, las puntas de los pies y rodillas se acercan, produciendo un alineamiento anormal de los miembros inferiores.

¿Cuáles son las consecuencias de tener pie valgo?

Si el pie valgo no es tratado a tiempo, el niño adopta de por vida una postura de las piernas en “x”, producida por las rodillas juntas y los talones separados, lo que puede interferir con el desarrollo muscular y óseo del niño durante el crecimiento. De igual forma, al ser un problema postural, el niño tendrá predisposición a sufrir de otras enfermedades como una desviación anormal de la columna vertebral.

Otra consecuencia de no corregir esta postura desde las primeras etapas de la infancia es que, al crecer, el niño es más propenso a desarrollar otras deformidades en los pies como los juanetes o el pie plano. 

También es importante acortar que niños con esta condición se cansan más rápido cuando caminan o realizan algún tipo de actividad física, por lo que generalmente no les gusta participar en ningún deporte.

¿Cómo se trata el pie valgo?

Como se mencionó anteriormente, lo más importante del tratamiento es iniciarlo a tiempo. Lo recomendable es explorar a estos niños en nuestra consulta antes de los 3 años de edad, ya que durante esa etapa los músculos son muy elásticos y permiten corregir las malas posturas de forma más fácil.

Se pueden utilizar diferentes tratamientos de acuerdo a la severidad de la deformidad y las características y necesidades de cada niño, pero el tratamiento más habitual son las plantillas ortopédicas, las botas, o instrumentos que se giran alrededor de las piernas de los niños para contrarrestar la deformidad.

Si usted tiene dudas acerca de si su hijo podría tener pie valgo, consulte con nosotros, realizaremos una exploración completa y sabremos como orientarle y recomendarle el mejor tratamiento a seguir en cada caso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Metatarsalgia ¿Sabes qué es y qué la causa?